Economía Honduras

56,700 familias hondureñas esperanzadas en extensión del TPS

TEGUCIGALPA.- En tan solo cinco días quedará echada la suerte de unas 56,700 familias de hondureños cuyas vidas podrían cambiar diametralmente dependiendo de la ampliación del Estatus de Protección Temporal (TPS)… o la cancelación definitiva del mismo.

La administración del presidente Donald Trump, quien se ha caracterizado por una férrea postura anti-inmigrantes, anunciará la decisión final en cinco días.

El beneficio del TPS brinda protección de la deportación y además permisos de trabajo a miles de hondureños y otros centroamericanos que fueron afectados por desastres naturales -como el huracán Mitch- y que se vieron obligados a emigrar a Estados Unidos para mejor sus condiciones de vida y las de sus familiares en Honduras.

Los hondureños esperan que el gobierno de Estados Unidos brinde la que sería la decimoquinta extensión del Acuerdo, mismo que no ser extendido se vencerá en el mes de enero del 2018.

A partir de su expiración, todos los hondureños cobijados hasta entonces por el TPS, corren el riesgo de ser deportados de la noche a la mañana. Su estatus pasaría a ilegal de inmediato.

La deportación de estos hondureños propinaría un fuerte impacto social y económico.

“El retorno de estos inmigrantes tendría consecuencias desestabilizadoras, debilitaría esfuerzos para la recuperación y agravaría obstáculos actuales para alcanzar un crecimiento económico sostenido”, se lee en una misiva enviada por algunos senadores que apoyan la ampliación del TPS.