Economía El Mundo de Ahora Tendencias

Cinco cosas que debes dejar de lado para estar más cerca del éxito.

Definir éxito de una manera formal puede resultar complicado, ya que puede llegar a tener significados diferentes para cada persona. Tener éxito para una madre podría ser que sus hijos crezcan sanos y prósperos o, quizás, que pueda pagarles educación universitaria. Para un emprendedor el éxito puede ser que su empresa se expanda en todo el continente o quizás ser el mejor de su rubro dentro de su ciudad.

No hay una forma exacta de decir qué es el éxito para todos, pero se podría explicar genéricamente como el logro progresivo de las metas en la vida.

Sería difícil decirle con exactitud qué hacer para que tenga éxito, pero sí podemos decirle que cosas debe dejar de lado para que sus probabilidades de éxito se vean incrementadas. A continuación, le dejaremos cinco cosas que debe dejar de lado para estar más cerca del éxito.

#1 Evite estar rodeado de gente tóxica.

Este es uno punto crítico, ya que nuestro círculo más cercano va a ejercer influencia sobre nosotros. Según el orador y empresario estadounidense Jim Rohn, somos el promedio de las 5 personas que más tiempo pasan a nuestro lado. Puede que esté rodeado de ladrones y usted no sea uno, pero definitivamente estar al lado de ellos le impedirá crecer como ser humano. Busque rodearse de gente que está mejor situación que usted. Si lo que busca es ser mejor padre, converse con personas que sean mejores padres que usted, si lo que busca es ser mejor empresario, júntese con empresarios que hayan tenido mejores resultados que los suyos.

#2 Deje de buscar caerle bien a todo el mundo.

Si no tiene enemigos u opositores, probablemente no está haciendo nada o quizás hace algo que no sea tan importante. Sépalo, cuando comience a construir su sueño, habrá gente que le siga y otros que lo van a ignorar o que incluso le van a querer ver fracasar. No se alarme, eso es normal. Es la manera de saber que usted está haciendo cosas grandes, lo suficientemente grandes como para incomodar a la gente mediocre. Así que deje de comportarse de una forma que busque agradar a todo el mundo. Sea usted mismo, no tiene que buscar agradarles a todos, pero siempre conserve el respeto hacia los demás.

#3 Deje de buscar ser un controlador.

Seremos directos aquí: Hay cosas que dependen de usted y que podrá controlar y habrá otras que no dependen de su voluntad y así se esfuerce no podrá cambiar eso. Cargar con esa mala vibra de querer cambiarlo todo y no poder, lo único que hará es sabotear sus planes y distraerlo. Concéntrese mejor en las cosas que depende únicamente de usted y busque lograr sus objetivos a partir de ahí. No desperdicie energía en las cosas que no puede controlar.

#4 Deje de tratar de ser perfecto.

A veces, la gente se pierde buscando lo extraordinario y desechan aquellas cosas que son lo suficientemente buenas. Sí, los sabemos, en muchos discursos de motivación le dirán que vaya por lo extraordinario y deje lo bueno de lado (hay memes sobre eso), pero la verdad es que, en sus inicios, es muy probable que no tenga las capacidades para hacer cosas extraordinarias. Avance con lo que tiene a la mano y en el camino vaya perfeccionándose. En algún momento, usted podrá ser capaz de convertir aquellas cosas que no eran tan perfectas en una obra extraordinaria.

#5 Deje de comerse sus propias excusas.

Es común escuchar a las personas expresarse de la siguiente manera:

  • No tengo dinero.
  • No estoy preparado.
  • No tengo tiempo.
  • El otro año comienzo.

La misma agua que endurece el huevo puede ablandar a la papa. Quizás usted dice que no emprende, porque no tiene dinero, pero su primo Juancho estaba quebrado y con muchas más deudas que usted y encontró una manera de conseguir un pequeño capital para iniciar un negocio sencillo que le puede proveer de ingresos. No se engañe, si usted no hace algo en el 99.99% de los casos es porque busca esconderse detrás de una excusa. Deje de lado esa protección y comience. El éxito sólo está reservado para aquellas personas valientes que se atreven a desafiar la lógica, pero que asumen el riesgo, hacen un plan y toman acción.