Animal Politico

Juramentan a la hija de Mauricio Oliva como directora del Banco Central

TEGUCIGALPA.- La tarde de este viernes fue juramentada la hija del presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, como directora del Banco Central de Honduras.

La ministra de Finanzas, Rocío Tábora juramentó a la abogada y notaria Rina María Oliva Brizzio como Directora del Banco Central de Honduras. pic.twitter.com/fZBsr34fRi— SEFINHN (@SEFINHN) 8 de febrero de 2019

La ministra de Finanzas, Rocío Tábora juramentó a la abogada y notaria Rina María Oliva Brizzio como Directora del Banco Central de Honduras.

De tal modo que el nepotismo sigue ocurriendo en nuestro país sin que nadie se meta a problemas legales. En muchos países, una movida así sería catalogada y perseguida legalmente como un descarado acto de corrupción.

¿Qué es el nepotismo?

Se conoce como nepotismo a la predilección exagerada que algunos funcionarios en actividad que ocupan cargos públicos poseen respecto a su familia, allegados y amigos a la hora de realizar concesiones o contratar empleados estatales. En estos casos, el individuo que accede a un empleo público logra el objetivo por su cercanía y lealtad al gobernante o funcionario en cuestión, y no por mérito propio o capacidad.

En los Estados donde rige la meritocracia (un sistema para el cual el mérito justifica el ascenso en el marco de una escala jerárquica), el nepotismo está considerado como un acto de corrupción. No se acepta, a nivel social, que un dirigente político decida destinar recursos públicos a un familiar o amigo por cuestiones de simpatía o afecto.

Por ejemplo: El intendente de un pueblo nombra a su hermano como máximo responsable de la Secretaría de Empleo. Si la persona elegida acredita méritos suficientes para el cargo (formación profesional, antecedentes, etc.), el nepotismo será sólo una suspicacia. En cambio, si el hermano del intendente no tiene trayectoria política o profesional, el caso de nepotismo quedaría confirmado.