Animal Politico Economía

CN aprueba interpretación y derogación de decreto que quitaba créditos fiscales a contribuyentes

TEGUCIGALPA.- En las últimas horas fue aprobada en el Congreso Nacional la derogación del decreto 98-2018 que le quitaba los créditos fiscales por ISV, retenciones, pagos a cuenta, entre otros, a los contribuyentes que se regularizaron.

El proyecto fue presentado ante el pleno del Congreso por el poder ejecutivo y fue aprobado este miércoles. Sin embargo, la idea original data desde hace un par de meses cuando el diputado del Partido Liberal, Walter Romero, presentara el proyecto ante la cámara de diputados y le dio el seguimiento ante la junta directiva del Congreso Nacional y ante el poder ejecutivo para hacerles saber que se debía interpretar y derogar dicho decreto, en buena hora el congreso nacional aprobó el proyecto.

Walter Romero, allá por el mes de febrero, presentó un proyecto de ley encaminado en proteger a todos los obligados tributarios, tras detectar que todos aquellos que se acogieron de buena fe y han pagado el 1.5% de impuestos sobre sus ingresos fueron violentados en sus derechos.

Según explica Romero, todo se debía a una mala interpretación del decreto 98-2018. Una mala práctica que se repite a menudo en el mundo fiscal hondureño y que de no ser por congresistas como Romero terminarían apretando aún más la soga económica que muchos hondureños ya llevan amarrada al cuello.

«Considero que la aplicación de esta interpretación es errada afectando directamente a todos los contribuyentes que se acogieron de buena fe al beneficio de la Regularización Tributaria y Aduanera», dijo en el Congreso Nacional por aquel entonces.

El decreto recientemente aprobado contempla lo siguiente:

Interpretar el alcance del beneficio de regularización tributaria y aduanera establecida en el Artículo 213 del CÓDIGO TRIBUTARIO, contenido en el Decreto No. 170-2016 de fecha 15 de diciembre del año 2016, en el sentido que el finiquito y sello definitivo implica que los períodos fiscales se consideran cerrados; por lo tanto, se entiende satisfechos todos los derechos y obligaciones que emanan de dichos períodos, tanto para el obligado tributario como para la Administración Tributaria y Aduanera, interpretación que se extiende a lo establecido en el Decreto No.129-2017 de fecha 18 de enero del 2018 y el Decreto No.51-2018 de fecha 07 del mes de junio del 2018.

Se exceptúan de la interpretación anterior, los saldos a favor o créditos fiscales reflejados en las Declaraciones Determinativas de los obligados tributarios derivados de la aplicación de los Artículos 8 y 12 de la Ley del Impuesto sobre Ventas sus reformas e interpretaciones, incluyendo las retenciones, anticipos y saldos a favor por pagos a cuenta reflejados en las Declaraciones Determinativas del Impuesto sobre la Renta, Aportación Solidaria o Activo Total Neto, por lo tanto, los obligados tributarios que tengan créditos fiscales o saldos a favor acumulados dentro de los períodos fiscales mensuales o anuales regularizados, podrán arrastrarlos y acreditarlos en los siguientes períodos fiscales no regularizados.

La regla antes descrita también aplica a los exportadores que utilizan el mecanismo descrito en el Artículo 6 y 12 de la Ley del Impuesto sobre Ventas, sus reformas e interpretaciones, pudiendo solicitar la devolución respectiva a la autoridad competente.

La Secretaría de Estado en el Despacho de Finanzas, la Administración Tributaria y la Administración Aduanera, en el ámbito de sus competencias, pueden realizar las verificaciones y fiscalizaciones que se deriven para el reconocimiento de dichos créditos, saldos a favor acumulados o devoluciones.