Animal Politico

Aprobada Ley para elegir a miembros de entes electorales

TEGUCIGALPA.- Este jueves quedaron aprobados en el Congreso Nacional los artículos que hacían falta de la Ley Especial para la Selección y Nombramiento de Autoridades Electorales, Atribuciones, Competencias y Prohibiciones.

La mayoría de diputados aprobaron los 44 artículos de la iniciativa, mediante la cual elegirán a los miembros del Consejo Nacional Electoral (CNE) y del Tribunal de Justicia Electoral (TJE).

La discusión de esa ley inició en la sesión legislativa del pasado miércoles, cuando se aprobaron 20 artículos y hoy se culminó el proceso.

Esa nueve ley tiene como propósito dejar claras las reglas para escoger a quienes integrarán el CNE, el TJE y el Registro Nacional de las Personas (RNP).

Posteriormente, habrá que realizar una nueva Ley Electoral y de las Instituciones Políticas de cara a las elecciones de 2021.

De acuerdo al decreto, el CNE estará integrado por tres consejeros propietarios y dos consejeros suplentes.

Los funcionarios de esa institución estatal “Deberán ser electos por el voto afirmativo de los dos tercios de la totalidad de los miembros del Congreso Nacional, por un período de cinco años, pudiendo ser reelectos”.

El CNE tiene como responsabilidad –indica la iniciativa-, emitir los reglamentos necesarios para los procesos electorales, ya sea en sondeos de opinión, así como de los centros de información electoral, y voto en el exterior.

El TJE, es uno de los órganos que se creó a inicios del 2019, por lo que el decreto establece que “Es la máxima autoridad en materia de justicia electoral”.

Como atribución este órgano tendrá que establecer políticas para que la impartición de justicia electoral se realice de conformidad con los principios de efectividad, prontitud, completitud, gratuidad y de forma expedita –agrega el proyecto de ley.

El TJE, deberá realizar una convocatoria para la inscripción de aquellos que quieran optar al cargo de consejal, una vez evaluado el perfil de los funcionarios serán llamados a audiencias públicas por parte del Poder Legislativo y posteriormente ser sometidos a votación.