El Consejo de Educación Superior (CES) autorizó el regreso a la presencialidad a partir de 2023 en todas las universidades de Honduras, pero estas podrán hacer planificaciones académicas, como lo han venido haciendo, para evitar contagios de covid-19 entre los estudiantes.

En una resolución, el Consejo de Educación Superior indicó que «dada la importancia de la presencialidad en varios espacios educativos» las universidades «quedan en la libertad de elegir una planificación académica idónea y pertinente a las nuevas condiciones epidemiológicas».

Asimismo, el CES instó que a nivel nacional se refuerce la vigilancia epidemiológica y virológica del covid-19, fortaleciendo el sistema de salud nacional, promoviendo las medidas de bioseguridad y la cobertura de vacunación, incluida la vacuna bivalente.

El CES hizo énfasis en uno de sus considerandos de la resolución, de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado sobre la nueva ola de coronavirus.

En Honduras, agregó el CES, desde la primera semana de diciembre el Comité Covid-19 de la UNAH y otras instituciones alertaron a la población sobre la nueva oleada provocada por las nuevas subvariantes que presentan un «escape inmunológico» que afecta la eficacia de las vacunas, produciendo con ello casos graves y muertes.

Según autoridades sanitarias y otros expertos, la nueva ola de covid-19 podría prolongarse para los primeros tres meses de 2023 en Honduras.

Honduras registra, desde marzo de 2020 cuando comenzó a extenderse la pandemia, 443,685 casos positivos de covid con 11,063 muertos.