Rodríguez sostiene que las restricciones en el acceso a divisas no se deben a la escasez en el país, sino a una elevada demanda generada por la falta de confianza de la población en las políticas económicas del Gobierno de la presidenta Xiomara Castro.

Añade que «hay suficiente disponibilidad de dólares», pero se especula que algunas personas podrían estar cambiando sus reservas en lempiras por dólares como medida de seguridad.

Incertidumbre política

Ricardo Matamoros, director del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES), sostiene también que la incertidumbre política es una causa de la crisis de acceso a divisas en el país.

Matamoros indicó que «la crisis legislativa y los bajos niveles de ejecución presupuestaria generan incertidumbre», llevando a las personas a adquirir más dólares para proteger sus ahorros en el mediano plazo.

El presidente de la Federación de Cámaras de Comercio e Industrias de Honduras (Fedecamara), Rolando Alvarenga, alerta sobre el impacto negativo en los sectores productivos debido a la escasez de acceso a dólares en el sistema bancario nacional.

PUEDE LEER: Economistas afirman limitación del BCH para acceso a dólares; Gobierno asegura equidad en distribución

El economista subraya que «los sectores productivos no deberían tener problemas para conseguir divisas y sí lo están teniendo», advirtiendo que los empresarios podrían incluso perder créditos internacionales.

Alvarenga agrega que las restricciones a las divisas podrían convertir a Honduras en un país de riesgo para la inversión.

En este contexto, los economistas instan a las autoridades gubernamentales a reconocer el problema y resolver la crisis política para restaurar la certidumbre. También sugieren al BCH revisar el proceso de otorgamiento de divisas para prevenir la especulación y evitar la aparición de un mercado negro de dólares.