martes, julio 23, 2024

El hospital psiquiátrico Mario Mendoza, techos dañados, colchones rotos y falta de equipo

Leer más...

El hospital psiquiátrico Mario Mendoza, enfrenta serios problemas de
infraestructura que comprometen la seguridad y el bienestar de sus
pacientes y personal
A primera vista, el hospital psiquiátrico Mario Mendoza se ve como un edificio
imponente, bien organizado y en condiciones aceptables, sin embargo, cruzar sus puertas revela un frío escenario de negligencia y abandono que contrasta drásticamente con su imagen exterior.
Un equipo periodístico de LA PRENSA se adentró en el centro hospitalario de salud mental, donde descubrió alarmantes deficiencias en la infraestructura, que pone en entredicho su capacidad para proporcionar cuidados adecuados.
La falta de mantenimiento es evidente, especialmente en las áreas destinadas a los pacientes que requieren internamiento, las salas de terapia ocupacional y la cocina.

Además, no se cuenta con equipo especializado para garantizar la salud de los pacientes internos.
Mario Rojas, presidente del sindicato de empleados de hospitales psiquiátricos, expresó que “ya no hay para dónde ampliar el hospital, las salas son un desastre, el maquillaje es enfrente, pero realmente está abandonado. Sinceramente, no hay dónde moverse y no se puede ampliar porque la infraestructura donde está es muy débil”, expresó.
”Lo recomendable sería construir un hospital más amplio para tratar más pacientes, igual que no corran el peligro de que un día de estos vaya haber ahí un desastre por la infraestructura que es malísima, pero malísima”, agregó.

La fachada de hospital psiquiátrico luce impecable, pero a lo interno el centro
sufre varias falencias.

Al ingresar a las áreas de internamiento para hombres y mujeres, la cocina y la sala de terapia ocupacional, lo más notorio fueron las grandes aberturas que tiene techo, el cual amenaza con desplomarse en cualquier momento sobre colaboradores y pacientes.
En las salas de internamiento de hombres funcionan apenas dos de los tres inodoros existentes para más de 40 pacientes. Además, no tienen tapaderas ni puertas.
Las camas, en vez de representar un lugar de reposo, se convierten en mudos testigos de la negligencia que impera en el lugar. Su estructura oxidada y sus colchones partidos a la mitad, lejos están de ofrecer confort y seguridad que requieren los pacientes.

En el hospital tampoco hay un área especial para evitar que los pacientes se hagan daño, por lo que cuando toman su medicamento, la técnica utilizada por el personal médico es amarrarlos a las viejas camas. Las ventanas son de celosías, y las puertas de madera y metal, más que salas de un centro psiquiátrico, parecen celdas.


En la cocina todo se ve impecable, pero solo bastó dar unos pasos para notar una enorme
acumulación de agua estancada en medio del área. “Precisamente ese es
uno de los problemas más grandes que tenemos aquí en el área de
alimentos”, admitió con desazón el jefe de área.
La ausencia de lluvias evidencia que el origen del agua no proviene del exterior, sino de una infraestructura que falla sistemáticamente.
La penúltima sala visitada fue terapia ocupacional, destinada a facilitar
la rehabilitación y el bienestar emocional de los pacientes a través de
actividades artísticas. El ambiente transmite una sensación de alegría y
creatividad, pero es evidente la escasez de materiales para realizar las
intervenciones terapéuticas de manera efectiva.

“Las salas son un desastre, el maquillaje es enfrente, pero realmente está abandonado”
Mario Rojas, presidente del sindicato del Mario Mendoza

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Honduras

Campaña de Desprestigio: Nasralla y Cálix en el Ojo de la Tormenta

Tegucigalpa, 21 de julio de 2024 — Los precandidatos presidenciales Salvador Nasralla y Jorge Cálix han denunciado públicamente una...
- Advertisement -spot_img

Más Noticias

- Advertisement -spot_img