«Esos 100 mil lempiras mensuales no se han dejado de dar. Lo que ocurre es que esta gente mantiene un bajo perfil, y aquellos que lo reciben simplemente liquidan los fondos para seguir obteniéndolos», afirmó Umaña en el noticiero Diario Matutino de radio HRN.

El congresista aseguró que hay diputados del partido Libre, en el poder, y del Partido Liberal también han aceptado el famoso «bono del pescado», con el supuesto propósito de que se proyecten en comunidades del departamento al que representan en el Legislativo.

Según Umaña, todos los legisladores que reciben la subvención deberían notificar a sus partidos y electores el motivo por el cual lo hacen, ya que él considera que este es un mecanismo «poco transparente e incorrecto» debido a que los padres de la patria no deberían manejar dinero.

«No solo nos enfrentamos al financiamiento de campañas políticas por parte del narcotráfico, sino que también hay una especie de crimen organizado dentro de la propia institucionalidad que utiliza mecanismos legales poco transparentes para financiar las campañas políticas de los diputados y de otras personas», manifestó.

El diputado también cuestionó la falta de un mecanismo legal para auditar las subvenciones que reciben los congresistas después de la derogación del decreto 116-2019, conocido como «Fondo Departamental«, el cual se destinaba directamente para realizar proyectos sociales y comunitarios.

Sin embargo, para Umaña, esta sigue siendo una práctica ilegal, ya que se continúa malgastando el dinero del pueblo, por lo tanto, «se debe cortar de raíz».