sábado, julio 13, 2024

La emigración de albañiles hondureños a México deja al sector de la construcción en apuros

Leer más...

En el pintoresco municipio de Siguatepeque, Francisco Maldonado, un albañil de 35 años, ha decidido dejar atrás su vida en Honduras para buscar mejores oportunidades laborales en México. Como muchos de sus colegas, Francisco ha sentido el impacto de la falta de empleo y salarios bajos en su país, empujándolo a emprender una travesía incierta hacia el norte.

“Me duele dejar a mi familia, pero aquí no hay futuro,” comenta Maldonado mientras empaqueta sus herramientas en una vieja mochila. Su decisión no es única; cada vez más albañiles hondureños están siguiendo su ejemplo en busca de estabilidad económica, un fenómeno que ha generado serios problemas en el sector de la construcción en Honduras.

Otro caso es el de Juan Carlos Rivera, de 28 años, quien después de siete años trabajando en obras locales, se unió a una caravana de migrantes que partió hacia México hace dos meses. «Los contratos aquí son temporales y mal pagados. Necesito algo más seguro para mi familia,» explica Rivera desde la frontera sur de México, donde espera regularizar su situación migratoria.

La emigración masiva de estos trabajadores ha comenzado a sentirse en el mercado laboral hondureño. Carlos Mejía, propietario de una constructora en Tegucigalpa, ha enfrentado dificultades para completar sus proyectos debido a la escasez de mano de obra. “Hemos tenido que retrasar obras porque no encontramos suficientes albañiles. Es una situación crítica,” señala Mejía, preocupado por el impacto en su negocio.

Esta escasez no solo afecta a las empresas de construcción sino también a los proyectos de infraestructura a nivel nacional. Según el Instituto Hondureño de Desarrollo Urbano, el éxodo de albañiles ha retrasado significativamente el progreso de obras públicas, afectando la economía local y aumentando los costos de construcción.

Por otro lado, México ha experimentado un aumento en la demanda de mano de obra en la construcción, impulsado por su crecimiento económico y la expansión de proyectos de infraestructura. Este contexto ha creado un terreno fértil para que los albañiles hondureños encuentren mejores oportunidades. María Gómez, especialista en migración laboral, comenta: “México se ha convertido en un imán para los trabajadores de la construcción de Centroamérica, ofreciendo salarios y condiciones laborales que no pueden encontrar en sus países de origen.”

La situación de los albañiles como Francisco Maldonado y Juan Carlos Rivera refleja una problemática más profunda que requiere una atención inmediata y coordinada entre los gobiernos de la región. “No quiero vivir lejos de mi familia para siempre,” dice Maldonado, con la esperanza de que algún día pueda regresar a una Honduras donde la construcción vuelva a ser una fuente de sustento digna y estable.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Honduras

El Secuestro en Honduras: Una Amenaza en Medio del Estado de Excepción.

Desde finales de 2022, Honduras ha implementado un estado de excepción con la esperanza de reducir la actividad criminal...
- Advertisement -spot_img

Más Noticias

- Advertisement -spot_img