Una mujer con pasión y experiencia en el cine fue la encargada de llevar el primer cortometraje de la historia de la hondureña Riccy Mabel, historia que estremeció a la sociedad hondureña en los años 90.

Mildred, según lo expresado en el programa, quiere proyectar su lucha para velar los derechos de la mujer en Honduras, por lo que se animó a dirigir por primer vez un cortometraje.

«Siempre he estado en producción, le he hecho de todo, y estaba con la espinita de dirigir, escribí este guion y dije; ‘por primera vez, voy a dirigir’, hemos recibido una calidez (con el proyecto), son 28 minutos, ya hoy lo inscribimos en un cine político de Argentina», contó la también periodista.

 

Tejeda indicó que el cortometraje no es una biografía como tal, sino una historia que combina hechos reales con la ficción, para que las personas conozcan el lamentable hecho y como lo femicidios, hasta la actualidad, siguen afectando a las mujeres.

De igual forma, Mildred expresó que se sentía identificada con Riccy, ya que tienen la misma edad.

«Hoy ella tuviera ella mi edad, 49 años, ella estaba llena sueños, ilusiones, metas, me sentí identificada. La juzgaron mucho y eso me dolió», dijo.

Además, manifestó que espera seguir luchando contra la violencia a las mujeres y está agradecida que su madre la apoye en su lucha y en cada uno de sus proyectos.

Asesinato de Riccy Mabel

Riccy Mabel Martínez era estudiante de tercer año de magisterio en la Escuela Normal Mixta Pedro Nufio. La joven murió el día que salió de su casa rumbo al Primer Batallón de Comunicaciones en la aldea Las Tapias de Tegucigalpa, para visitar a su novio, el sábado 13 de julio de 1991.

Según se informó en su momento, a Rubén Hurtado Padilla, novio de Riccy, de 17 años, lo reclutaron un mes antes para que realizara el servicio militar obligatorio.

Posteriormente, el cuerpo de la joven originaria de La Ceiba, fue encontrado con múltiples mutilaciones y con signos de abuso a unos 5 metros de profundidad de una hondonada en el barrio El Chile de la capital el 15 de julio, dos días después que visitó a su novio.

Los registros forenses señalan que Martínez fue abusada sexualmente por al menos cuatro hombres, quienes, además; le cercenaron el seno derecho, le sacaron la lengua y destruyeron la parte íntima a causa de la violación colectiva.