El General de Brigada de las Fuerzas Armadas (FF.AA.) Willy Joel Oseguera Rodas, aseguró este martes que su participación como testigo en el juicio contra el expresidente Juan Orlando Hernández, fue para aclarar que nunca recibieron una orden ilegal del exmandatario.

Mediante una declaración exclusiva al noticiero TN5 Estelar de Canal 5, Oseguera Rodas, quien subió este día al estrado como tercer testigo de la defensa de JOH, explicó los motivos por los cuales viajaron a Nueva York.

«Decidimos venir a los EE.UU. y contribuir con la defensa del expresidente Hernández y si lo que nosotros hacemos sirve de manera indirecta, que bien por él, pero lo que nos mueve a nosotros estar aquí (…) es porque nunca se nos dio una orden ilegal y nunca cumplimos una orden ilegal«, dijo Oseguera Roda.

Seguidamente, reiteró que «jamás recibieron una orden ilegal» por parte de sus superiores o de la clase política de turno de Honduras.

«Vinimos con la intención de hacerle saber a propios y extraños que los hombres y mujeres que nosotros dirigimos mientras tuvimos mando de tropa, jamás recibieron una orden ilegal, porque nunca recibimos nosotros una orden ilegal, ni de nuestros superiores ni mucho de la clase política de nuestro país«, aseguró.

Regresará a Honduras

Además, indicó que junto al General de Brigada Tulio Armando Romero Palacios, con quien viajó el pasado 29 de febrero a Nueva York, EE.UU. para participar como testigos, regresarán al país pese a la advertencia de las actuales autoridades de la FF.AA. que tomarán medidas porque viajaron sin autorización a EE.UU.

«Vamos a regresar, claro que vamos a regresar, no tengo miedo en regresar a mí país, estos son temas internos. Claro que nos vamos a presentar y seguiremos el procedimiento», manifestó.

General Oseguera en juicio de JOH

Oseguera, quien comenzó su comparecencia describiendo su carrera militar, se sometió a un interrogatorio por parte del abogado defensor Renato Stabile.

Durante el interrogatorio, el miembro activo de la institución castrense detalló su formación militar, incluyendo una breve estadía en West Point y su experiencia como teniente y capitán antes de ser enviado a Irak.

Sin embargo, lo más destacado de su testimonio fue su breve período como comandante del Ejército, que duró solo 45 días debido a un cambio de gobierno.

Stabile, representante legal de Hernández, indagó sobre el liderazgo de Oseguera en operaciones contra el narcotráfico, así como sobre la dinámica de los puntos de control temporal bajo su supervisión.

Por su parte, la Fiscalía estadounidense no contrainterrogó al testigo, y el juez Castel permitió que Stabile llamara a su próximo testigo.

Una vez concluidos los interrogatorios, se espera que el miércoles tanto fiscalía como
defensa presenten los argumentos finales antes de que la suerte del expresidente quede en manos de los 12 miembros del jurado que deben adoptar una decisión por unanimidad.