«Hoy más que nunca, me siento orgullosa de ser su hija», expresó, resaltando la confianza y la fe que su padre, acusado por los cargos de tráfico de drogas y armas, ha depositado siempre en la justicia y la providencia divina.

 

«Como siempre lo ha dicho, de la mano de Dios, hoy la justicia y la verdad prevalecerán. Pueblo hondureño, les agradezco por su apoyo y les pido sus oraciones», agregó.