martes, julio 16, 2024

Continúa la Paralización de la “Ruta 7” Ante Nuevas Amenazas de Extorsión

Leer más...

San Pedro Sula, Cortés. La “Ruta 7”, una de las más transitadas en la llamada “capital industrial” de Honduras, vuelve a estar paralizada debido a amenazas de extorsión, afectando a miles de usuarios y generando alarma entre los operarios del transporte. Las bandas criminales persisten en sus intimidaciones, usando teléfonos para amenazar la vida de los conductores y ayudantes de esta línea de transporte público.

Marcos Álvarez, uno de los conductores afectados, expresó su desesperación ante la constante intimidación: “Es la tercera vez en el año que paralizamos la ruta por amenazas de muerte. Ya no podemos más, necesitamos seguridad real, no solo promesas”.

Por su parte, Ricardo Martínez, otro conductor, narró cómo recibió una llamada extorsiva mientras conducía. “Nos dicen que si no pagamos, nos matarán a nosotros o a algún compañero. No podemos seguir trabajando así, es un riesgo enorme para nosotros y para los pasajeros”, explicó Martínez, visiblemente afectado.

En medio de este clima de inseguridad, los operarios, de manera anónima, han condenado públicamente estos ataques, exigiendo mayor protección y una intervención más efectiva de las autoridades. “No vemos el apoyo que necesitamos. La policía patrulla, pero no es suficiente. Queremos vivir y trabajar tranquilos”, declaró uno de ellos.

La falta de efectivos policiales es un tema recurrente en las quejas de los transportistas. Juan Pérez, portavoz de la asociación de conductores de la “Ruta 7”, indicó que han solicitado en múltiples ocasiones una mayor presencia policial y medidas preventivas, pero sus peticiones han sido ignoradas en gran medida. “La situación es insostenible. Nos sentimos desprotegidos y abandonados por las autoridades. No solo estamos en riesgo nosotros, también los pasajeros que confían en este transporte”, afirmó Pérez.

Mientras tanto, los usuarios también se ven afectados por la paralización del servicio. María López, usuaria frecuente de la ruta, expresó su preocupación por la falta de alternativas de transporte: “Dependemos de la ‘Ruta 7’ para ir al trabajo y regresar a casa. Es aterrador pensar que quienes nos llevan están en peligro constante”.

En respuesta, la Policía Nacional ha reiterado su compromiso con la seguridad de la “Ruta 7”, anunciando operativos especiales y reforzando las medidas de vigilancia. Sin embargo, la percepción de seguridad entre los operarios sigue siendo baja, lo que plantea la necesidad de estrategias más efectivas y una mayor coordinación entre las autoridades y los afectados.

La “Ruta 7” ha sido un pilar fundamental en el transporte de San Pedro Sula, facilitando la movilidad diaria de miles de personas. La actual crisis de seguridad pone en jaque no solo la operación de la ruta, sino también la confianza de la comunidad en las medidas de seguridad pública. Los operarios continúan clamando por soluciones urgentes ante un futuro cada vez más incierto.

En resumen, la repetida paralización de la “Ruta 7” refleja la grave situación de inseguridad que enfrentan los trabajadores del transporte en San Pedro Sula. Sin una respuesta contundente y efectiva de las autoridades, el miedo y la incertidumbre seguirán predominando en esta vital arteria de la ciudad.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Honduras

Crisis de Violencia y Desplazamiento Forzado en Honduras

Honduras enfrenta una creciente crisis de desplazamiento forzado causada por la violencia generalizada, las violaciones de derechos humanos y...
- Advertisement -spot_img

Más Noticias

- Advertisement -spot_img