domingo, junio 16, 2024

Lo que comenzó como negligencia se convirtió en años de horribles torturas.

Leer más...

Revelan detalles de las lamentables condiciones en la que mantenían a los 13 hermanos secuestrados

(CNN) – Durante años, los 13 niños hambrientos vivían en la miseria, con grilletes y encandados mientras sus padres se burlaban de ellos tentándolos con pasteles que ponían en el mostrador de su casa de California, dicen las autoridades.

Lo que comenzó como negligencia se convirtió en años de horribles torturas, dijeron las autoridades, con los padres supuestamente privando a los niños de agua y alimentándoles con pequeñas porciones de comida en un horario estricto.

Dormían durante el día y permanecían despiertos por la noche, a veces encadenados a sus camas y no podían usar el baño, según las autoridades.

Después de años de presunto abuso, una adolescente escapó este domingo y llamó al 911. Los investigadores fueron a la casa y liberaron a los niños, lo que provocó días de investigaciones que dieron lugar a una serie de cargos este jueves.

 

La familia recluida ha vivido en su barrio suburbano de Perris desde 2014, pero los vecinos dijeron que no los veían demasiado.

La vecina Kimberly Milligan dijo que uno de esos raros encuentros ocurrió en 2015.

Milligan dijo que estaba revisando las decoraciones navideñas en las casas cercanas cuando vio a los niños mayores de Turpin colocando una escena de la Natividad afuera de su casa y felicitó sus decoraciones.

«Simplemente se congelaron», recordó Milligan. «Inmediatamente se apagaron. Se podría decir que estaban aterrorizados».

Los niños eran delgados y parecían desnutridos, dijo Milligan.

Antes de que los Turpins se mudaran al sur de California, vivían en Texas, donde un exvecino dijo que eran muy reservados.

La supuesta tortura

El fiscal de distrito de California pintó una impresionante imagen de abuso físico y emocional este jueves.

Supuestamente fueron castigados cuando se lavaron las manos por encima de las muñecas y fueron golpeados regularmente, según el fiscal. Los padres compraban juguetes, dijo el fiscal, pero los guardaban en sus empaques. Se les permitió una comida al día y una ducha al año, dijo Hestrin.

«Compraban comida, incluyendo pasteles, tartas de manzana, pasteles de calabaza, y las dejaban en el mostrador para que los niños la miraran, pero no para que la comieran», dijo Hestrin.

El escape

Antes de que la policía llegara para liberarlos, una adolescente se lanzó este domingo a la libertad arrastrándose por la ventana de la casa y llamando al 911 usando un teléfono desactivado, dijeron las autoridades. Otro hermano vino con ella, pero se asustó y regresó a casa.

Era un plan que la joven de 17 años y sus hermanos habían planeado durante dos años, según Hestrin.

Cuando llegó la policía, algunos de los niños todavía estaban esposados ​​a sus camas, pero los padres habían desencadenado dos, dijo Hestrin. El crecimiento de algunas de las víctimas fue tan atrofiado que se veían más jóvenes, según los policías.

«Si puede imaginarse tener 17 años y parecer ser un niño de 10 años, estar encadenado a una cama, estar desnutrido y sufrir lesiones asociadas, lo llamaría tortura», dijo el capitán del condado de Riverside, Greg Fellows.

 

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Honduras

Crisis Educativa: Persiste la Falta de Docentes en las Escuelas.

Tegucigalpa, Honduras – La educación en Honduras enfrenta un desafío significativo debido a la constante carencia de docentes en...
- Advertisement -spot_img

Más Noticias

- Advertisement -spot_img