Noticia Positiva Sucesos Tendencias

Capturan de uno de los supuestos responsables del femicidio de la abogada Indiana Castellanos.

Producto de una compleja investigación, funcionarios de la Fuerza de Tarea de Delitos Violentos de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) reportaron la captura de uno de los supuestos responsables del femicidio de la abogada penalista y exjueza Indiana Beatriz Castellanos Barahona.

La DPI se trasladó hasta La Ceiba, Atlántida, a ejecutar varios allanamientos; concretando la detención del imputado en la colonia La Rivera.

Este individuo es un estudiante de 20 años de edad, conocido como «El Chele», originario y residente en la misma colonia que se procedió a la detención.

Al momento de ser requerido se le dio a conocer sus derechos y que está siendo solicitado desde el 29 de abril del año 2021, por el Juzgado de Letras con Competencia Territorial Nacional en Materia Penal de Tegucigalpa.

Las autoridades judiciales ordenaron su formal captura para continuar con las diligencias investigativas, por la comisión de los delitos de femicidio agravado y robo con violencia agravado.

La víctima fue identificada como la abogada penalista Indiana Castellanos Barahona, quien fue encontrada muerta en el interior de su propio vehículo el pasado 6 de abril del año 2021, a inmediaciones del Anillo Periférico de la capital.

El hallazgo del cuerpo se realizó luego de que guardias de seguridad de la zona, reportaron que un vehículo marca Ford, color gris, se encontraba estacionado de manera sospechosa desde hacía varias horas.

Fue así que rápidamente un equipo de la DPI se desplazó al lugar, verificando que se trataba de una muerte violenta.

Durante la inspección en la escena del crimen, los técnicos recolectaron varios indicios con los cuales se aplicó la prueba científica y se pudo conectar a los sospechosos.

Resulta que el segundo individuo que supuestamente participó en el crimen, padecía de una enfermedad congénita y falleció hace algunos días.

El ahora arrestado fue trasladado a la capital bajo estrictos controles de seguridad, para ser presentado ante el Juzgado que ordenó su captura.