Tras luchar varios días por su vida, este domingo falleció Suany Valeska Rivera Gonzáles, una joven de 22 años que se envenenó luego de que su madre descubriera que estaba embarazada.

De acuerdo con la información que recabó Metro TV, el pasado martes 27 de septiembre la joven originaria de El Corpus, Choluteca, se molestó con su madre porque descubrió que estaba embarazada por segunda vez.

«Le digo yo ‘verdad que estás embarazada, decime la verdad hija’ y ella me dice ‘será de usted que estoy embarazada'», manifestó la dolida madre.

Suany Rivera tenía 22 años años y estaba embarazada de su segundo hijo.

La madre de Suany, identificada como Flora Gonzáles, contó que luego de la discusión, la joven se fue para la casa de su abuela y allí encontró un herbicida y se lo tomó.

«La hallé en agonía. Ya se estaba muriendo esa cipota, mis cuñadas le dieron leche y agua de tierra, porque dicen que eso es bueno, y dice a echar el vivito veneno verde. Esa cipota se lamentaba«, explicó la madre en una entrevista antes de que su hija falleciera.

Entre el dolor y la desesperación la joven se «retorcía» en el suelo y gritaba del dolor; es por eso que doña Flora decidió llevarla al hospital, donde estuvo interna hasta el pasado miércoles, cuando la trasladaron al Hospital Escuela, en Tegucigalpa.

Pese al mal momento que pasó la madre ella suplicaba por la recuperación de su hija. Asimismo, expresó que ella misma deseaba sentir el dolor de su hija.

La joven se envenenó con un herbicida que estaba en la casa de su abuela.

«El dolor que siente ella. Me duele mirar a mi hija así. Quisiera quitarle los dolores que ella tiene, deseo tener poder para quitarle los dolores», sostuvo en aquel momento.

Doña Flora también reveló que cuando su hija estaba interna le pidió perdón por haber atentado contra su vida y la de su bebé de cuatro meses de gestación.

«Ella me pidió perdón y me dijo ‘me arrepiento por lo que he hecho, perdóneme’ y yo la perdoné», manifestó al medio local.

Embarazada por segunda vez

Suany Rivera estaba embarazada por segunda vez, pues, ya era madre de una niña de 2 años, a quien había despechado hace 10 días.

Según contó la madre de la joven, antes de que ingiriera el veneno, le confesó que estaba embarazada de un hombre de la zona. Doña Flora contó que el hombre ya está comprometido y también tiene embarazada a su pareja.

«Yo le dije ‘ya con esa otra panza que andas y lo peor con esos haraganes que te llevas que solo lo hacen para arruinarte la vida'», explicó.

A pesar de hacer todo lo posible para salvarla, la madrugada de este domingo, los médicos del hospital reportaron el deceso de la joven de 22 años. El cuerpo de Suany fue reclamado por sus familiares y lo trasladaron hasta el lugar de origen, donde será sepultada.

A continuación el relato completo de la madre de Suany: