Un niño brasileño de 9 años de edad era abusado sexualmente por una expareja de su madre y, aunque este lo denunció en reiteradas ocasiones, su progenitora no le creía.

Por tal razón, el menor decidió tenderle una trampa al hombre de 55 años y de esta manera exponerlo ante su familia, así fue como logró grabar el dantesco momento de su violación.

Esta trágica historia fue registrada en Minas Gerais en Brasil; el hombre se había separado de la madre del menor desde hace 10 años, sin embargo, la amistad continuaba, pues la familia lo apreciaba mucho.

Durante los últimos 3 meses, el hombre violentó al menor, por lo que, con pruebas en mano, le dijo a su madre lo que sucedía cuando el hombre llegaba de visita.

«Mira mamá, para que me creas», dijo el niño abusado.

Fue así como la familia del niño abusado decidió llamar de inmediato a la justicia brasileña, quien logró arrestar al sujeto, tras un allanamiento en su vivienda.

Una vez acorralado, el hombre reconoció que había cometido el abuso contra el menor, gracias a la confianza que tenía con la familia, pues con frecuencia almorzaban juntos.

De igual manera, decidieron carpeta de investigación sobre el caso y otros de otros abusos contra menores.