sábado, abril 20, 2024

Xiomara, la costumbre del ridículo

Leer más...

Juan Ramón Martínez

Es injusto culpar a Xiomara Castro, por los errores de la Cancillería en la CELAC. Castro no entiende lo que tiene que hacer; y, con la confianza como le han enseñado, firma lo que le piden y solo exige el visto bueno de su marido. Y lee, con el tono que cree mejor, los discursos que le ordenan sus asesores. No hay que reclamarle, por lo que firma, — porque está entrenada para ello– sino que por su tendencia de mujer acostumbrada a hacer el ridículo. Carece de sentido de culpa; y, por su conciencia subordinada, no tiene espíritu crítico para preguntarse si una decisión es útil; o, no para mejorar la imagen de Honduras. Lo que la orienta es que, lo que es bueno para su marido, es bueno para el PLR, para el gobierno; y para Honduras.

Entonces a quienes hay que reclamar es a Mel, Enrique Reina, y a Torres. A Xiomara Castro no le extraña que Tony García haya ido a observar las elecciones de Rusia. No diferencia la democracia del totalitarismo. Apenas, sabe que todo lo que hacen los enemigos o adversarios de Estados Unidos es bueno; y que, de consiguiente, ella debe celebrarlo en la medida en que se lo ordenen. Tampoco sabe historia de Rusia porque nadie ha tenido la paciencia de explicarle cómo la Unión Soviética pasó a la Federación Rusa y cómo Putin, tiene tanto tiempo al frente del gobierno. La única referencia mínima que tiene es que Fidel Castro, hizo lo mismo en Cuba. Entonces, está obligada a creer siempre hay algo de bueno en el gobierno de aquel país.  Por ello, se abstiene de relacionarse con quien le pueda hacer preguntas y prefiere dar respuestas por escrito. Eso sí, no entiende – aunque no sabe que ello sea incorrecto – que lo escrito, redactado por personas de confianza, no tiene porqué provocar el revuelo que ha leído que incluso ha incomodado a algunos gobiernos que creía que le eran “obedientes”. Porque si en Honduras se obedece al presidente porque ha ganado las elecciones, lo natural es que a ella le obedezcan, porque es la presidente de la CELAC. Cuando le pregunta a alguno de los que se atreven mirarle la cara de frente, le dan la razón, porque esas son las instrucciones.

Pero si Xiomara Castro no tiene la culpa, a quien hay que reclamar por el desaguisado que ha significado que nuestro gobernante, haya sido ofendida en forma pública, por más de 14 regímenes de la región. A la Cancillería, en la persona de sus tres titulares, miembros del colectivo – palabra que le gusta muchos liberales destacados que inventan grupos desconocidos como los niños tienen amigos secretos; amigos imaginados – que maneja la política exterior. Ellos rechazan la democracia occidental y prefieren regímenes verticales, en donde las elecciones son meros procedimientos que, siempre operan en contra de la soberanía popular. Dictaduras consolidadas. Reina, es más ladino. García, más distante e irresponsable. Solo Torres, saca la cara y no disimula que su objetivo es llevar a Honduras, al “cartel” de Díaz Canel, Maduro y Evo Morales. Porque no cree en la democracia burda y elemental. Solo en el autoritarismo, en donde su caudillo es el único que “piensa”, lo finge, porque por su poder y fuerza imaginativa es el que tiene ese derecho y solo él. En fin, Torres, no acepta que la política interior, con sus fortalezas y debilidades, se proyecte como política exterior, como se ha confirmado en el caso que comentamos, porque para él y sus colegas socialistas, el poder es fuerza. Y los dirigentes tienen que entender que Honduras y Mel, son los nuevos lideres continentales, llamados a llevar a todos los países del continente a gozar los beneficios de la revolución para lograr la derrota del capitalismo depredador que viene desde los Estados Unidos. Por las buenas; o, las malas.

Entonces, pueden hacer lo que quieren los pichones líderes revolucionarios que Honduras aporta a la comunidad socialista mundial. La ruta la estableció Fidel Castro. La continuo Chávez y ahora la conduce Mel Zelaya, el “comandante vaquero” que cabalga, brioso, sobre los Andes, con la tea encendida, levantando a los pueblos para que se liberen de sus amos imperialistas. Ellos, tiene el mandato. El ridículo, es solo de Xiomara. Es su humilde “contribución”, a la “revolución”. ¡Albricias!

 

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Honduras

La busca de empleo sigue siendo “un desafío” para los hondureños.

La problemática del desempleo en Honduras sigue siendo complicada para muchas personas. El gerente de Política Económica (Cohep), Santiago Herrera,...
- Advertisement -spot_img

Más Noticias

- Advertisement -spot_img