Tres migrantes hondureños, un mexicano y otra persona cuya identidad aún se desconoce fueron encontrados muertos en uno de los vagones de un tren estacionado en Piedras Negras, Coahuila, fronteriza con Estados Unidos, informó este miércoles la autoridad migratoria de México.

«Uno no contaba con documentos de identificación; otro era originario del estado de Puebla, México; y tres provenían de Honduras y responden a los nombres de Erik ‘N’Jaime ‘N’ y Raúl ‘N’«, reportó en un comunicado el Instituto Nacional de Migración (INM) del país azteca.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad de Coahuila indicó la noche del martes que el tren, en el que fueron hallados cuerpos, «provenía de Estados Unidos» y se dirigía al centro de México.

Las víctimas «habrían equivocado el rumbo», dijo esa dependencia sin dar más detalles. Entre las causas de las muertes «está una posible deshidratación severa exacerbada por golpe de calor«, añadió el INM.

Las cinco personas fueron halladas sin vida al interior de un vagón de ferrocarril en inmediaciones de la ciudad de Piedras Negras, Coahuila.

Hallazgo

Seguidamente, agregó que personal de seguridad de la empresa mexicana Ferromex encontró los cuerpos tras visualizar un pie que salía de uno de los vagones de la locomotora en marcha.

Los cuerpos de los cinco migrantes fallecidos, que vestían pantalones tipo jeans y sin camisa, fueron encontrados uno cerca del otro en el interior de uno de los vagones.

De igual forma, se conoció que presentaban heridas en sus pies y manos, que se habrían hecho en un intento por salvar sus vidas.

Autoridades mexicanas indicaron que los migrantes intentaron hidratarse rociándose con agua, pero esto agravó su situación, pues la temperatura dentro del vagón era alta.