«Lo que nosotros recomendamos es mantener el equilibrio entre la política monetaria y fiscal para protegernos de una potencial recesión económica«, dijo Alejandro Kafati, oficial de gerencia económica del Cohep.

El estudio revela que una potencial recesión económica en Estados Unidos arrastrará a Honduras; y en las conclusiones sugieren una serie de medidas que el actual Gobierno debe tomar antes de caer en este abismo global.

«Cerca del 40 % de las exportaciones e importaciones del país vienen y van a los Estados Unidos y más del 98 % de las remesas familiares provienen de esta nación norteamericana. Una recesión económica en EE.UU. implicaría una disminución de las variables económicas«, señaló Kafati.

Finalmente, el informe del Cohep indica que una recesión económica se traduce en el desplome de variables macroeconómicas como las exportaciones, inversiones y el turismo.

Además, una disminución de la producción empleo y los ingresos. Si Estados Unidos entra en recesión, muchos hondureños perderán sus trabajos bajará el envío de remesas familiares al país.