La información preliminar establece que estos tres hermanos serían los sucesores de quienes en su momento fueron los líderes de ese cártel de la droga, mientras que el cuarto sería otro mando de la organización.

El máximo cabecilla de la organización criminal fue en su momento el narcotraficante Noé Montes Bobadilla, sin embargo, este fue extraditado a Estados Unidos por tráfico de drogas y paga una condena de más de 30 años en prisión.

Asimismo, la Corte del Distrito Este de Virginia también condenó a 33 años de cárcel a Arnulfo Fagot, otro cabecilla del clan Montes Bobadilla, razón por la cual los ahora solicitados en extradición habrían tomado el control del cártel.

De acuerdo con el portavoz del Poder Judicial, Carlos Silva, estos cuatro hondureños solicitados en extradición por Estados Unidos están siendo acusados de delitos relacionados con el narcotráfico.