El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, no asistirá a la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que se desarrollará este martes en Argentina, ante un «plan de agresiones» contra su delegación, informó este lunes el Gobierno del país caribeño que señala a la «derecha extremista» por estos planes.

«En las últimas horas hemos sido informados de manera irrebatible de un plan elaborado; cuyo objetivo es llevar a cabo una serie de agresiones en contra de nuestra delegación encabezada por el presidente», dice un comunicado del Ejecutivo.

En vista de ello, prosigue el escrito, el mandatario tomó «la decisión responsable» de enviar al canciller, Yván Gil, «como jefe de delegación con las instrucciones de llevar la voz del pueblo de Venezuela».

«Como Estado fundador -de la Celac-, Venezuela desea cuidar el éxito de este principal mecanismo de unión e integración regional a favor de nuestros pueblos», añade el escrito.

Cancela reuniones

Maduro tenía prevista una reunión este lunes, en Buenos Aires, con su homólogo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva; quien ya advirtió de la suspensión del encuentro, antes de que Venezuela informara de manera oficial.

La posible presencia del mandatario venezolano -nunca confirmada oficialmente- generó controversia. También, un amplio rechazo en Argentina, debido a las denuncias por violaciones a los derechos humanos en Venezuela.